Indicaciones

 
 
 
 
 
 
 

 
El tratamiento homeopático es útil en una gran variedad de condiciones y enfermedades; y en particular, útil y sin efectos colaterales en tratamientos de:

  • Alergias respiratorias, dérmicas y digestivas.
  • Reflujo gastro-esofágico y laringo-faringeo. Tos crónica.
  • Enfermedades oncológicas, cáncer de diversos tipos, por lo general asociado al tratamiento de quimio-radio o terapias biológicas.
  • Enfermedades articulares, artritis, tendonitis, reumatismo.
  • Talla baja en niños y adolescentes.
  • Enfermedades infecciosas de la infancia y de la piel.
  • Cefalea crónica y/o migraña. Vértigo y laberintitis (mareo crónico).
  • Tratamiento pre-operatorio en cirugía dental, plástica y otras.
  • Menopausia, climaterio y desorden hormonal.
  • Insuficiencia renal. Cálculos renales.
  • Influenza estacional, prevención y tratamiento.
  • Colitis crónica. Colon espástico. Hemorroides.
  • Várices y úlcera varicosa.
  • Cistitis instersticial.
  • Piel: dermatitis, acné, herpes zóster, molusco contagioso.
  • Parálisis facial y ocular.
  • Déficit de atención. Trastorno de ansiedad y/o depresivo.